El azafrán es una especia natural que se extrae de los estigmas de la flor del Crocus Sativus L.. La palabra azafrán proviene del árabe Zahafarn, que a su vez proviene del persa Safra, cuya traducción es amarillo.

Fue cultivado originariamente en la región de Cilicia, en la zona sur de la actual Turquía, concretamente, se establece su origen en una localidad llamada Corycus, de ahí el nombre de la planta del que se extrae.

Desde entonces su cultivo y comercio han estado presentes en todas las civilizaciones, ya que ha sido siempre un producto muy apreciado. Hay noticias de su cultivo en Mesopotamia y Persia donde era utilizado para tinturas, medicamentos, condimentos, perfumes y afrodisíacos. Fue en Persia donde comenzó a utilizarse en combinación con el arroz, siendo su uso posteriormente extendido a China y la India.

El azafrán fue introducido en España por los árabes entre los siglos VIII y X, siendo un condimento irremplazable de la cocina hispanoárabe. A continuación su uso se extendió a Francia y a Alemania, llegando finalmente a Inglaterra en el siglo XIV.

El azafrán fue cultivado a partir de entonces en España, concretamente en la región de Castilla, intentando posteriormente su implantación en Nueva España, concretamente en la provincia de Tlaxcala. Existió también una notable producción de azafrán en Francia en Gàtinais y sobre todo en Inglaterra, concentrándose la producción en los alrededores de Saffron (azafrán) Walden, con un producto de excelente calidad que fue utilizado en multitud de platos y con el cual se establecieron prósperas rutas comerciales.


TRISELECTA S.L. Parque Empresarial El Pinillo. C/ Manuel Franco Cubeiro, 35. 29620 Málaga. | Mapa Web | Aviso Legal